Se acabó el encierro

Tinta Negra
Alfredo Guevara

Está por demás claro, que las medidas encaminadas a la prevención y contagio contra el covid-19 han funcionado a medias o menos. El llamado #QuedateEnCasa, el #HoyNoCircula, la obligatoriedad en el uso de cubrebocas, del gel antibacterial, lavado de manos constante con jabón, el dejar a la población sin transporte público los domingos entre otras acciones, habrá que decir, han sido insuficientes para frenar el avance de la pandemia. De hecho, las últimas acciones que han emprendido personal de la Comisión Estatal para la Prevención de Riesgos Sanitarios han generado más descontento y malestar, entre los comerciantes y no se diga, por parte de los usuarios o consumidores. Y decimos que poco o nada han funcionado, porque el número de contagios sigue en aumento, como en la cantidad de personas fallecidas por este virus. En el peor de los casos, tras poco más de dos meses de permanecer en el encierro, la gente se está relajando y saliendo a la calle a realizar sus actividades ordinarias, como si no se atravesara por la etapa crítica que representa esta pandemia. Lo que son las cosas, las medidas se aplican a unos, pero no a otros, de tal manera que en forma arbitraria y unilateral, han dejado de la lado las recomendaciones para dar paso a sus decisiones. Por consecuencia, el escenario que nos espera es todavía más largo, sin una solución en el corto plazo, puesto que la pandemia sigue en aumento en cuanto al número de casos. Hasta ahora, todas las muestras de inconformidad se han puesto de manifiesto en la plaza que se ubica frente a palacio de Gobierno, donde representantes de la Secretaría General, han dado la cara para escucharlos, atenderlos y encontrarles solución. Despensas, oferta de créditos con intereses blandos y otra serie de apoyos, es lo que ha ofrecido el área política que encabeza CÉSAR AUGUSTO VERÁSTEGUI OSTOS. Al igual que las medidas, han sido insuficientes y con justa razón. Lo que contiene una despensa, en cuanto a alimentos, no alcanza más que para dos o tres días, yéndonos al extremo. Pero la gente ya no quiere dádivas de ese tipo y prefiere que le den oportunidad de regresar a sus actividades productivas, a bolear calzado, venta de tacos, cortes de pelo, transporte público, venta de productos como la cerveza, de comida en restaurantes, entre otras actividades. Lo que la gente quiere es regresar a trabajar y obtener un ingreso, aun cuando eso conlleve la aplicación de medidas restringidas, en caminadas a la prevención. Mucha gente ya se cansó del encierro, de no hacer poco o nada, ya limpió, barrio, pinto, cortó césped, ramas, levanto paredes, resanó, compró, instaló y demás cosas. Por ello, lo que más añora en estos momentos es regresar a la normalidad, aunque eso implique continuar con las medidas de prevención, que sólo así, estarían en condiciones de cumplirlas. En fin.
alfredoguevara0@gmail.com

Lo mas Popular