Cumple el IETAM 25 años pero le falta mayoría de edad

El Instituto Electoral de Tamaulipas tiene 25 años de haber sido fundado, pero no puede decirse que ya camina solo, maduro, autónomo, pues desde el gobierno del Estado quieren meterlo en una andadera infantil, para guiar sus pasos.
En efecto, este organismo que arbitra los procesos de renovación de autoridades sufrió en 2018 una brutal intromisión ordenada por el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, que redundó en una crisis interna, de la que todavía no se recupera.
Hace dos años, un renombrado panista, Alfonso Guadalupe Torres Carrillo, fue nombrado como secretario ejecutivo en el IETAM, gracias a una maniobra del gobierno estatal, panista, operada por César Verástegui Ostos, El Truco.
Teniendo Cabeza a un emisario suyo en un puesto clave dentro del IETAM, podría fácilmente manipular procesos, fallos y recabar información privilegiada, para favorecer a los intereses del PAN, en detrimento de los otros partidos.
Este grave atentado contra la democracia, fue denunciado en su oportunidad ante el INE en la Ciudad de México, por representantes de partidos de oposición al PAN-gobierno, con el feliz desenlace de un cese fulminante de Torres Carrillo.
Para que se sentara un precedente que sirviera de escarmiento, también se indujo la renuncia del consejero presidente del IETAM, Jesús Hernández Anguiano, por haber avalado la maniobra de Cabeza de Vaca.
Miguel Angel Chávez García entró en lugar de Hernández Anguiano en la presidencia del IETA, pero más tarde también aventó el arpa, arguyendo como aquel, motivos de orden personal.
Luego, la maestra María de los Angeles Quintero Rentería, de muy altas calificaciones en el tema electoral, fue designada consejera presidenta provisional del IETAM, hasta que en enero de este año, Juan José Ramos Charre llegó a ese cargo por designación del INE.
Ramos es abogado de profesión, proviene de Tampico donde era representante distrital del INE, y dentro de dos meses y medio instalará al IETAM con miras a preparar las elecciones locales que tendrán su desenlace el primer domingo de junio de 2021.
El IETAM tiene 25 años de haberse fundado, pero todavía está verde, tierno, nuevo, susceptible de ser manipulado, influido, intervenido.
En el proceso electoral anterior, el PAN ganó 31 de 43 presidencias municipales, y 21 de 22 diputaciones de mayoría relativa, en una proporción de casi 2 votos por 1, respecto de su más cercano competidor, MORENA.
La modernidad y la severa vigilancia que se ejerce sobre los procesos electorales, hacen casi imposible que se cometan fraudes, en las urnas o en el conteo en casillas y en el cómputo en las oficinas del IETAM.
Sin embargo, el partido en el poder, en el caso de Tamaulipas, el PAN, tiene otras formas de conseguir torcer la voluntad popular que se expresa en las urnas.
A través de la dispersión de una gigantesca cantidad de dinero, los operadores del partido del gobierno sobornan y compran candidatos y hasta a partidos completos, para que simulen estar trabajando para ganar elecciones.
Es difícil de comprobar la corrupción política-electoral, pero los hechos los ponen en evidencia. Algunos partidos son maiceados para que pongan como candidatos a verdaderos bultos, sin nombre, presencia, discurso, fáciles de derrotar.
A candidatos con estatura de ganadores les entregan cohechos, regalos, obsequios, mucho dinero. Cuando se ponen difíciles, los amenazan, chantajean, intimidan. Notarios Públicos metidos a políticos, son fácilmente aplastados mediante la amenaza de revisarles sus libros de registros de fiat.
En su corta vida en Tamaulipas, el IETAM no ha podido conseguir el fomento de la cultura política entre la población. Tenemos como ciudadanos, una gran ignorancia sobre el manejo de la cosa pública.
No son pocos los universitarios que no conocen la división de poderes y están convencidos que el Presidente de la República o un Gobernador, son autoridades sin contrapesos, señores de horca y cuchillo.
Los partidos políticos tienen mucha culpa de la indiferencia ciudadana que se refleja en el abstencionismo electoral. El gobierno federal les entrega dinero para su mantenimiento, y existe una partida para la difusión de doctrinas ideológicas y clases de política.
De hecho, la democracia es joven en México pues hasta el año 1988, el gobierno federal organizaba, ejecutaba y calificaba las elecciones, lo que le permitió a su partido, el PRI, detentar el poder por más de 80 años.
El fraude electoral fue consustancial de la cosa pública. La gente no iba a votar, porque sabía de antemano que ganaría el PRI.
Estas dos anécdotas son verídicas. En el poblado rural Santa Apolonia, en el municipio de Río Bravo, hubo elecciones. El representante de un partido de oposición al PRI, llegó temprano para instalar una casilla.
El representante del partido tricolor lo saludó y le entregó el ánfora llena de boletas cruzadas. Sorprendido, el recién llegado reclamó que no lo hubieran esperado para atestiguar la votación.
Le dijeron con enojo y sangre fría: amigo, aquí la gente es muy trabajadora, empieza muy temprano su labor en las parcelas, y no lo iban a esperar a usted para votar, así que no esté molestando.
En otro episodio, llegó una anciana a la mampara y pidió que le ayudaran a votar, porque no sabía cómo. Pero pidió que fuera a favor de cualquier partido, menos por el PRI.
El representante tricolor, aprovechó la ocasión y simplemente le dijo a la señora: mire, aquí está la marca del PRI, usted no lo quiere, tache allí, póngale una cruz de reprobación. Y la viejita votó por el tricolor, aunque no lo supo.
En la elección presidencial del año 1988, el candidato del PARM y el Frente Democrático Nacional Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano cerró el cómputo preliminar nocturno con la mayoría de votos a su favor.
Pero por la mañana, Carlos Salinas de Gortari, del PRI, ya tenía el triunfo acreditado. Fue cuando se cayó el sistema. El PAN de la época denunció fraude, pero luego se calló la boca y al año siguiente, ganó su primera gubernatura, en Baja California.
A resultas de ese fraude, Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo y otros próceres formaron el PRD y empujaron el nacimiento del IFE, hoy INE, para que el gobierno sacara las manos de las elecciones.
Hoy MORENA ostenta el poder federal ante el desgaste del PRI y del PAN, por lo que se abren, para Tamaulipas, las posibilidades de darse otra oportunidad de reivindicación, ante los fallidos gobiernos, del PRI y ahora, del PAN.

Lo mas Popular